ESTRATEGIA WEBINAR; “Winter is coming” y desde casa lo veo mejor
5 (100%) 2 votes

Hoy en día el marketing a través de Internet está plenamente asentado en nuestro tejido empresarial, la mayoría de las empresas tienen una web corporativa, una base de registros, crean newsletters, y, quien más y quien menos dispone de alguna página en alguna de las múltiples redes sociales a nuestra disposición. Sin embargo, siempre podemos ir un poco, o mucho más allá, y utilizar en nuestra estrategia de marketing herramientas antes reservadas a los más grandes, como los seminarios, pero en su versión online, los llamados webinar.

¿Qué es un webinar?

Webinar es una palabra nacida de la unión de la palabra web y seminar, o en español webinario, de web y seminario. Un webinar nos ofrece lo mismo que una conferencia o un seminario físico (pero de manera online), y mucho más:

  • Interactividad entre ponentes y asistentes al seminario.
  • Capacidad de juntar a gran cantidad de audiencia objetivo ya sea para formar, captar o fidelizar y compartir con ellos contenido audiovisual multimedia, sin que éstos se tengan que mover de casa, y desde cualquier parte del mundo.

Otra de las ventajas de su parte online es que abarata considerablemente los costes y lo pone al alcance de cualquier pyme. Además, como cualquier evento online puede ser grabado y guardado junto con todos sus archivos adjuntos, con lo cual podemos seguir sacando provecho de nuestra conferencia incluso después de haberse celebrado, ya que podemos compartirla con potenciales clientes.

¿Cómo se crea y cuáles son las herramientas necesarias en un webinar?

Lo primero sería elegir una plataforma que nos ofrezca las herramientas para webinar más avanzadas, y las hay de muchos tipos. Entre las diferentes funciones, una de las básicas es personalizar tanto la “sala” en la que va a celebrarse nuestro webinar como las invitaciones que vamos a enviar. Podremos colocar nuestra imagen corporativa y colores en ambas, es importante invertir tiempo en este apartado, ya que será nuestra carta de presentación. También podemos crear una página de registro para que aquellos clientes que acepten asistir a nuestro webinar dejen sus datos, con lo que nos haremos con una valiosísima base de datos para futuros contactos de negocios. ¿Y cómo mantienes el interés de tu público entre que aceptan la invitación y se celebra el webinario? Mediante una solución tan elegante y sencilla como es una sala de espera virtual, mediante la cual informar a nuestros seminaristas de la agenda del evento, los ponentes que van a participar etc.

Tras los preparativos llega el gran día, nuestro primer webinar. Una vez en pleno evento y dependiendo del software elegido contaremos con diversas funcionalidades en la sala que previamente hemos personalizado y en la cual reuniremos en vivo a nuestra audiencia, con la cual podremos interactuar mediante un chat. Aquí cabe destacar que algunos proveedores de software ofrecen traducción simultánea a varias decenas de idiomas, una opción muy interesante si nuestro deseo es internacionalizar nuestra actividad empresarial. También, y como en cualquier conferencia física, contaremos con medios para enriquecer nuestra conferencia como pueden ser una suerte de pizarra virtual, el material de audio y video que consideremos oportuno incluir en nuestro webinar, y también opciones que solo puede incluir un webinario online como son apps para los móviles de los asistentes, números de teléfono gratuitos para los mismos o la característica arriba mencionada de guardar el evento para que el beneficio que pueda sacarle nuestra empresa transcienda más allá del día de celebración del propio webinar.

Y por último está el post-webinar, la parte que quizás sea más importante para nosotros y en la que comprobaremos si efectivamente nuestro seminario ha sido un éxito o un fracaso. ¿En qué consiste esta fase? En recopilar y analizar información ¿Y cómo podemos hacer esto?:

  • Mediante la realización de encuestas y sondeos. Es este otro punto en el que habernos decantado por un webinar y no por un seminario físico se revela como una opción ganadora, ya que Internet facilita enormemente la realización y recopilación de sondeos y encuestas.
  • Estadísticas de seminarios web y asistentes. Esta herramienta, junto con la de almacenamiento de nuestros webinarios de forma cronológica, nos da la opción de cotejar la celebración de los mismos con los resultados obtenidos, y por ello podemos saber si vamos en la dirección adecuada o se requiere un redireccionamiento de nuestra estrategia empresarial.
  • Página de agradecimiento y valoración del webinar. Aquí podremos obtener feedback de los asistentes, y por tanto potenciales clientes, así como calibrar las reacciones a nuestro evento.
  • Y por último, y volvemos a insistir en lo mismo, la grabación del seminario, lo que nos permite alargar su vida útil y poder seguir sacándole rentabilidad, porque oye, si un trabajo está bien hecho ¿Porqué no vamos a compartirlo con todos?

Si finalmente nos animamos a explorar esta forma de marketing para nuestro negocio, algunas plataformas webinar nos ofrecen versiones demo gratuitas, lo cual no está nada mal, ya que nos ayudará a familiarizarnos con el proceso y pulir detalles para cuando pasemos a crear nuestro primer webinar. Queda claro que la tecnología abre nuevos caminos constantemente, y coloca a pequeñas y medianas empresas en posición de competir con los grandes.