Hace unos días os contábamos cómo desarrollar una estrategia de marketing online desde cero. No obstante si no ha tenido éxito quizá debas mejorar tu propuesta de marketing de contenidos, una de las tendencias clave del marketing actual.

De hecho, el marketing de contenidos es la tendencia de marketing mejor valorada en 2015 con un 29%, superando al big data o al marketing mobile, según datos de Smart Insights. No obstante, como asegura un estudio de SiriusDecisions de la alta inversión en contenidos el 60% de ellos pasa desapercibido. ¿Por qué?

Evita los errores más comunes en tu estrategia de marketing de contenidos

A continuación destacamos los errores más frecuentes en el planteamiento de marketing contenidos y que podrían ser causa de este reducido alcance:

  • No saber a quién te diriges

En primer lugar debes definir a tu público objetivo. Conocer a la audiencia para luego poder ofrecerle lo que mejor se adecue a su perfil es esencial para humanizar nuestra marca y que cale más en nuestros consumidores. La clave está en ubicar al usuario en el centro, poniendo el foco en sus necesidades y problemas y ofreciéndole contenido verdaderamente útil que le aporte valor.

  • Estar obsesionado con vender

La clave no es estar obsesionado con vender sino en generar confianza y credibilidad para acercar al usuario a nuestra marca: inspirar unidad, conectar emociones, mantener recuerdo de la marca; en definitiva, generar compromiso. Para ello hay que ser abierto y transparente; hablarle a una comunidad y pedir feedback.

  • Crear contenidos pero no promocionarlos

Como ya vimos, los canales son primordiales para conectar al público con el contenido, sobre todo las RRSS, ideales para amplificar el mensaje de una marca y para defender la misma ante el consumidor.

  • Hay que generar contenido nuevo cada vez

El contenido es reciclable y no pierde eficacia con los diferentes usos por lo que no requiere generar contenidos nuevos continuamente. De este modo el contenido “viejo” puede servir si lo reconvertimos y reutilizamos adecuadamente según el formato y el target. La clave es saber dónde reutilizar dicho contenido. Esto nos lleva a decir que a más contenido, más tráfico.

  • El marketing de contenidos es publicidad

Existe una creciente confusión entre contenido y publicidad hasta el punto de que muchas marcas creen que el contenido es un anuncio pero con una menor inversión en medios. Esta confusión hace que las estrategias de contenidos se conviertan en técnicas de venta poco sutiles.

El marketing de contenidos se convierte así en una oportunidad para los vendedores para potenciar la participación y generar engagement en los usuarios de una manera menos intrusiva.

“No intentes comprar fidelidad, inspira engagement”  

Todo esto demuestra que en la era actual atraer al usuario con publicidad convencional no basta. Los consumidores han dejado de ser receptores pasivos y con ello a estar menos dispuestos a recibir interrupciones publicitarias de los medios, priorizando la calidad a la cantidad.

Este cambio de actitud hace que el marketing de contenidos pueda llegar a ser muy eficaz si lo tomamos en serio y si aprovechamos las herramientas de las que disponemos para llevarlo a cabo.

2 Comentarios

  1. Enhorabuena Nerea!
    No puedo estar mas de acuerdo que No saber a quién te diriges es un error mucho más común de lo que parece y ponerlo el primero nos puede servir para re-enfocar nuestras estrategias de contenidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor, introduce tu nombre aquí