El entorno actual es negativo para el dólar estadounidense frente al euro
Valora este artículo

El yen japonés se confirma como activo seguro ante las incertidumbres geopolíticas

En lo que llevamos de 2017, el euro se ha revalorizado frente al dólar estadounidense un 6,5%, aproximadamente, a pesar de las dos subidas de tipos efectuadas por la Reserva Federal y la promesa de una subida adicional antes de que termine el año en curso.

Lógicamente, no hay previsión de subidas de tipos en la Unión Europea este año, por lo que no ha sido éste el impulsor de la moneda única, todavía bajo una política monetaria relajada.

Sin embargo, las opiniones de los expertos de iFOREX apuntan a que el dólar está caro frente al euro en niveles de 1,12 unidades y que el entorno actual es negativo para el billete verde.

O, dicho de otra manera, las opiniones en iFOREX van en la línea de que la dinámica de la inflación en las últimas lecturas y el ciclo económico señalan hacia un euro al alza frente al dólar estadounidense.

Además, hay aspectos políticos que la administración estadounidense todavía debe de afrontar, pues la mayoría de las promesas políticas del hoy presidente de la nación, Donald Trump, todavía están lejos de haberse realizado o, incluso, de estar en marcha.

Y en la parte económica del país norteamericano, recogen las opiniones de iFOREX, la probable reducción del balance de la Reserva Federal coincidirá con un momento en el tiempo en el que el Banco Central Europeo (BCE) es probable que empiece también a ser de tensionamiento monetario, eliminando de esa manera parte del apoyo del que estaba disfrutando estos últimos meses el billete verde: tipos al alza en EE.UU. y política monetaria relajada en la UE.

Por otro lado, en lo que respecta al yen japonés las opiniones en iFOREX van en la línea de que a pesar de que los diferenciales de los tipos de interés siguen penalizando a la divisa nipona, el yen resulta atractivo en base a un entorno a largo plazo.

Además, en el actual entorno de incertidumbre geopolítica y la posibilidad de que el riesgo de que ocurran ciertas eventualidades permanece, el yen japonés sigue siendo un activo seguro e interesante para diversificar las carteras.

Y en lo que respecta a las divisas emergentes, las opiniones de los expertos de iFOREX recuerdan que hemos vivido un cierto rally en lo que llevamos de año con el respaldo de una recuperación económica en las economías emergentes y las expectativas para una tendencia reflacionaria en Estados Unidos.

Los expertos esperan que esta tendencia continúe, pese a la incertidumbre sobre las subidas de tipos en EE.UU. y confían, sobre todo, en las divisas dependientes de las materias primas, que lo harán mejor que el resto de las divisas emergentes por expectativas de rentabilidades reales y posiciones fuertes en el exterior (Brasil, Chile, Indonesia y Malasia).

Según indican las opiniones de los expertos de iFOREX, también son positivos con las valoraciones a largo plazo del peso mexicano gracias a la menor probabilidad de un acuerdo NAFTA negativo para el país y una política bien gestionada por parte del Banco de México (Banxico).

También son positivos con la lira turca por las valoraciones atractivas en el largo plazo y unas políticas monetarias firmes por parte del banco central y por un fuerte balance externo.

Por último, no ven con buenos ojos el yuan chino que debería seguir depreciándose en el medio plazo debido a la liberalización y un menor crecimiento de la economía.