La realidad se impone. Después de las Guerras AEDE, a la prensa tradicional no le queda más remedio que reconocer la realidad: el papel ha muerto. Y El País, uno de los históricamente grandes periódicos españoles, es el primero en asumirlo y reconocerlo públicamente.

La Carta del Director de El País

Así lo ha manifestado abiertamente su director en una carta dirigida a su redacción: después de una año preparando la transición, construyendo y consolidando su plataforma digital, ha llegado el momento de dar el paso definitivo y convertirlo en un medio “esencialmente digital”. El formato en papel se mantendrá, por el momento, mientras sea posible hacerlo (un eufemismo para decir que el papel durará lo que sea necesario para amortizar lo invertido en su día).

Las razones son obvias: el mundo ha cambiado. La forma que tenemos de acceder y consumir (porque hablamos de modelo de negocio) la información se ha visto dinamitada por la aparición de Internet y de todos los fenómenos de comunicación que la red permite. En especial, las Redes Sociales, pero no sólo: muy significativamente, la concepción de la Web como un punto de encuentro para una conversación y comunicación participativas, bidireccionales, donde las viejas reglas del Emisor activo y autorizado-Receptor pasivo han sucumbido ante a una dinámica de diálogo, en la que la información es generada de manera mucho más colectiva, colaborativa.

A la zaga

Pero lejos de ser éste un movimiento audaz o que anticipe futuros movimientos socioeconómicos, el paso que ahora da El País no es sino el reconocimiento de un fracaso: se ha pasado del discurso de la supremacía y mayor prestigio del papel, al del reconocimiento de una realidad que muchos hace tiempo que exponíamos y asumíamos sin reservas ni recelos: el futuro de la información es digital, porque lo digital, bien enfoncado, permite no sólo celeridad y prontitud frente a las noticias, sino que añade unas posibilidades de análisis y contenido que el papel no podía ofrecer.

Artículos relacionados:  Las noticias marketing digital de la semana

Los periódicos que tiene una vida sólo digital están demostrando que en la Web se pueden usar decenas de formatos y herramientas que permiten múltiples fórmulas informativas. Al texto e imagen estáticas tradicionales, se unen blogs, videoblogs, podcasts, vídeo, noticias encadenadas mediante links, streamings, edición de programas propios, y un largo etc.

Y todo ello facilitanto el debate entre los usuarios a través de la propia Web, y prolongado y viralizado mediante las Redes Sociales, que permiten una difusión y expansión inconcebibles hasta hace menos de 10 años.

Viabilidad económica

El País llega ahora con retraso a todo esto. Pero era lógico. No es fácil para una gran empresa renunciar a un modelo de negocio que había sido rentable hasta hace menos de 15 años para apostar por otro que genera tantas dudas respecto a su rentabilidad. Porque ya sabemos que éste es el gran problema del modelo online: cómo rentabilizarlo, de dónde extraer el beneficio que justifique la inversión que requiere un medio de información.

Esto es lo que queda por hallar. Una fórmula más o menos consolidada y estable que garantice la viabilidad económica de la prensa digital y, en este caso, de una empresa de la embergadura de El país.

La reducción de costes se impone, obviamente, pero eso no puede afectar a la calidad ni a la riqueza de propuestas de cada medio, porque ésos serían los motivos que los condenarían al fracaso o a quedar reducidos a la marginalidad.

Imagen by: Esther Vargas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor, introduce tu nombre aquí