El fenómeno curvy, ¿realidad o espejismo?
Valora este artículo

¿Es real el fenómeno curvy del que todos los medios hablan?

¿La publicidad está abandonando la figura estereotipada de la mujer?

¿Puede una mujer de la talla 40-42 ser considerada de talla grande?

En Digital Marketing Trends analizamos la tendencia de la moda curvy echando un vistazo a 5 marcas nacionales e internacionales de moda para ver hasta qué punto es verdad que la moda las prefiere con curvas.

 

H & M

La firma sueca fue una de las primeras en contar con artículos de tallas grandes para curvy.   Vestidos, pantalones, tops, vaqueros, chaquetas, túnicas… y todo tipo de artículos diseñados desde la talla L hasta la 4XL cuentan con su propio espacio tanto en la tienda física (la sección H&M+) como en la página web.

La modelo Candice Huffine es quien luce la mayoría de los looks de tallas grandes de la firma, según se aprecia en las fotos de la web.

Pese a ello, la imagen de la mujer curvy en su publicidad, y en su faceta más visible, es escasa. Precisamente, en respuesta a las críticas lanzadas por las modelos extra delgadas que utiliza(ba) en sus anuncios, durante la temporada de verano 2013 quiso ponerle un toque curvy a su publicidad con la modelo de tallas grandes Jennie Runk.

En 2014, la modelo Gisele Bündchen (cánones de belleza que lamentablemente no reflejan a la mujer real) y la considerada icono curvy Beyoncé fueron las encargadas de ser imagen estival de la firma.

En breve comprobaremos qué hará este verano.

Curvy

ZARA (Inditex)

La cadena de Amancio Ortega continúa ajena a esta tendencia (y a la necesidad de insertar publicidad, todo sea dicho).

A pesar de que la cadena no ofrece publicidad en ningún soporte, es posible ver la imagen que vende a través de canales como sus redes sociales o su propia web. Las modelos que aparecen tanto en su Facebook como en su Instagram siguen los cánones de belleza propios de la industria de la moda: mujeres muy delgadas y altas, difíciles de encontrar fuera de las pasarelas o del mundo del modelaje.

Resulta curioso como un pionero como Ortega aún no ha querido coger parte de este pastel curvy… Tiempo al tiempo.

 

MANGO Y VIOLETA BY MANGO

La marca española ha sido de las primeras en atreverse a lanzar una línea de ropa para ‘tallas grandes’:  Violeta by Mango.

Su nacimiento no estuvo exento de polémica y es que el hecho de lanzar una línea de ropa para ‘tallas grandes’ cuando el tallaje va de la 40 a la 52… levantó más de una ampolla.

Las redes sociales comenzaron a arder en contra de una marca a la que acusaban de promover la anorexia y la extrema delgadez al considerar la talla 40 como talla grande. ¡Hasta se lanzó una convocatoria vía Change.org para pedir su retirada!

Lejos queda ya eso y la línea de tallas grandes de Mango parece haberse hecho un hueco en el mundo de la moda, precisamente el lanzamiento de su primera línea de trajes de baño con la modelo Candice Huffman (¿solo está ella?) como imagen ha hecho que de nuevo vuelva a hablarse de esta marca que pretende acercar la moda actual a las personas de ‘tallas grandes’ (o aquellas que usan más de la 38, claro).

 

DESIGUAL

La vida es chula… ¡Si tienes una talla 34!

La firma catalana ha abogado en sus campañas por la diversidad y la mujer más reivindicativa y dueña de su cuerpo (lo que no significa que sus mensajes no hayan dejado de estar dentro del estereotipo machista que dice que a las mujeres con tipazo son frívolas), pero eso sí, siempre y cuando cumplan con los cánones de belleza dictados por la publicidad: tener una talla inferior a la 36.

A pesar de que se autoproclma como una de las marcas más gamberras y diferentes del sector, y que en la campaña de este año destaca por contar con Winnie Harlow (modelo con vitiligio) como imagen, parece que lo de ser curvy, por el momento, no es chulo para Desigual.

PRIMARK

La cadena de moda irlandesa low cost no cuenta tampoco con sección exclusiva de ‘tallas grandes’ —como si hacen H & M y Mango—, pese a ello, la firma es conocida entre las bloggers de moda de más talla por ser una de las tiendas de referencia en la que encontrar prendas de todas las tallas que siguen las tendencias del momento.

A pesar de ello, como el resto de marcas, la imagen de las modelos que presentan su ropa sigue los cánones estándar: mujer alta, delgada, con figura sin curvas… El clásico de siempre, vamos.

 

Resultados del fenómeno Curvy

 

La evidencia tras este análisis refleja que no, que a pesar de que los medios de comunicación llenen espacio en su web elaborando artículos sobre esta nueva tendencia, encabezada (supuestamente) por celebrities como Kim Kardashian o Beyoncé, el mundo de la moda aún no ha cambiado sus cánones de belleza por los curvy.

La mujer delgada y con cuerpo plano (sin curvas) sigue reinando en el mundo de la publicidad y la moda, basta con acercarse a cualquier kiosco para ver las portadas de las revistas de este último mes para comprobarlo. Pero… algunas firmas sí vienen con el agárrate que vienen curvas como bandera.

La firma de lencería Lane Bryant ha lanzado una campaña en la que reivindica a la mujer real, con sus curvas y sus michelines, con el lema #ImNoAngel, un modo de posicionarse contra los cánones perfectos de los ángeles de Victoria’s Secret.

Candice Huffine, Ashley Graham, Candice Swanepoel, Victoria Lee… son algunas de las modelos que han puesto cara y cuerpo a esta campaña que ya se está convirtiendo en todo un fenómeno viral al más puro estilo de las campañas de Dove.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor, introduce tu nombre aquí