El big data es una de las herramientas tecnológicas más importantes en la transformación digital. Una tecnología que permite, entre otras cosas, recabar millones de datos obtenidos a través de diferentes vías e información sustancial con la que poder conocer mejor las necesidades de los clientes de una empresa.

Hasta hace solo dos años, el big data era un concepto totalmente alejado del sector energético de nuestro país. Las nuevas tecnologías apenas habían hecho irrupción en un mundo un tanto estancado y cuyo funcionamiento se basaba en unos cánones ya establecidos. Sin embargo, la revolución eléctrica ha hecho acto de presencia en el sector con la aparición en el año 2016 de la comercializadora de electricidad Podo.

La innovación tecnológica de Podo en el sector eléctrico

Esta compañía se ha convertido en la primera de su sector que opera en la nube. La tecnología de Podo llega al mercado eléctrico con la firme intención de proporcionar a los clientes unas ventajas nunca vistas hasta el momento en el mercado eléctrico nacional. Unas ventajas que podemos comenzar a ver en el siguiente enlace.

Gracias a la información que proporciona el big data, en Podo pueden saber cuánta energía puede consumir cada cliente para después comprar la electricidad que realmente se necesita en cada caso. Esto supone, en general, un gran avance en el sector, ya que se abaratan los costes de la compra de energía en el mercado mayorista.

A su vez, esta innovadora tecnología en el sector nos permite simplificar los datos que se obtienen, llegando a detallar información nunca vista hasta el momento en las eléctricas tradicionales: consumo energético del cliente en un año, puntos en los que han surgido picos de gasto elevados, estimaciones de consumo para el próximo año, optimización de la potencia eléctrica a contratar, etc.

Sin ir más lejos, Podo se convierte en la única comercializadora de luz que conoce realmente lo que hemos consumido con un margen de error del 1%. ¿Cómo consigue esto? Pues a través de un potente algoritmo de desarrollo propio con el que se analiza el histórico del consumo del cliente los últimos 24 meses. Una vez realizado el análisis, la compañía podrá ofrecernos la tarifa que más se ajusta a nuestras necesidades.

Las mejores ofertas personalizadas de luz y gas

No en vano, Podo ha revolucionado el sector energético en nuestro país desde su aparición en el 2016. El uso del big data y de la inteligencia artificial le permite, por ejemplo, brindar a sus clientes las mejores ofertas personalizadas de luz y gas que podemos encontrar en la actualidad. Así lo atestiguan los principales comparadores de internet.

Unas ofertas que se ajustan perfectamente a las necesidades de consumo de cada cliente para que este solo tenga que pagar lo que consume. Con Podo se acabaron las sorpresas desagradables que suponen los constantes incrementos en el precio de la luz que vivimos en los últimos años en España.

El control del consumo

Las ofertas personalizadas de Podo no son las únicas herramientas que nos ayudarán a disfrutar del máximo ahorro en energía que nos propone esta compañía. Otro de sus pilares más destacados tiene que ver con el control del consumo que podemos hacer una vez hayamos contratado los servicios de luz y gas.

Desde la cuenta de cliente, el usuario de Podo podrá controlar en todo momento y a tiempo real el consumo de energía que lleva acumulado. Pero además, podrá también gestionar sus facturas (que, por cierto, son las más sencillas de leer y entender de todo el mercado), activar las alertas de consumo, recibir consejos para el ahorro, etc.

Este concepto del control del consumo es totalmente innovador dentro del sector energético. Con las eléctricas tradicionales no sabemos lo que vamos a pagar en nuestra factura hasta que no nos llega el recibo a casa a final de mes. Sin embargo, con Podo esto no sucede así, ya que dispondremos de esa información a nuestro gusto cada vez que accedamos a nuestra cuenta de cliente.

Tal y como podemos apreciar, el uso del big data y la inteligencia artificial supone para Podo, y especialmente para sus clientes, el acceso a múltiples ventajas. No es de extrañar, por tanto, que gracias a esta innovadora tecnología una gran compañía como Google haya calificado a Podo como un modelo de negocio de éxito.

En definitiva, la necesidad de implantar el sistema del big data se debe fundamentalmente al volumen de información con el que estamos expuestos en la actualidad. A través de esta tecnología, Podo es capaz de recabar la máxima información de sus clientes para conocer mejor sus necesidades, proporcionar una relación más personal y, por ende, ofrecerles las mejores tarifas de luz del mercado energético español.