Cuando se trata de la creación de enlaces, hacerlo teniendo en mente al usuario sin poner todo el foco en las necesidades de posicionamiento en Google, te permite visualizar los sitios web tal y como los ven los usuarios de Internet. Ten en cuenta que a menos que sean especialistas en posicionamiento web, en realidad las personas no estarán pensando en cosas como la autoridad de dominio o si el archivo robots.txt esta configurado de forma correcta.

La creación de enlaces enfocada en el usuario

Cuando los especialistas en SEO se cuestionan si una persona hará clic en un enlace, no suelen pensar como un usuario humano. Es decir, se enfocan en otros factores y otras señales, que aunque importantes, no son realmente lo que generará el tráfico.

Si existen enlaces de la competencia en la publicación o si son muchos los enlaces, si hay demasiados errores ortográficos, etc. Para todos estos problemas hay que considerar si al usuario humano realmente le preocupan.

Si se toman de ejemplo las páginas indexadas a Google, por supuesto que una mala señal es el que una página no este indexada en Google. Sin embargo, también se puede argumentar que si esa página es la más popular en un sitio que goza de un buen posicionamiento y además recibe mucho tráfico, es probable que existe un enlace para el tráfico de tu sitio.

Puede ser que esa página en particular se haya eliminado del índice de Google porque tenia muchos enlaces, pero a pesar de ello continua siendo una buena página. Un usuario incluso podría hacer clic en un enlace dentro de esta página.

Artículos relacionados:  SEO o SEM ¿En cuál invierto mis preciados recursos?.

Pero entonces, ¿preferirías tener un enlace desde esa página no indexada pero popular, o preferías tener un enlace desde una página que sí esta indexada, pero que tiene una porción minúscula de tráfico?

En consecuencia, al redactar el contenido, si colocas un enlace, este tiene que ser útil y relevante. Cuando construyes tus links, debes esforzarte por obtener vínculos que sean precisamente útiles y relevantes.

Si haces una búsqueda en Google y examinas las métricas de las páginas mejor clasificadas, encontrarás que muchas de estas métricas arrojan datos muy pobres. Pero a pesar de ello, las páginas están bien clasificadas.

La razón es simple, la mayoría de las personas que no entienden de SEO, consideran que los resultados de búsqueda son realmente una representación de las mejores páginas y por lo tanto podrías conseguir más tráfico de una de esas páginas que de cualquier otra oculta en la página 11 de resultados de búsqueda, incluso teniendo una elevada autoridad de dominio.