Ahora que he llamado tu atención, te puedo decir que es lo peor que puedes hacer con tu conocimiento.

Pensé titular el artículo  “ lo mejor que puedes hacer con tu conocimiento”  pero como se suele decir, mejor las malas noticias primero. Y quizá no estarías ahora leyéndolo…

Allá voy, lo peor que puedes hacer con tu conocimiento es …¡No hacer nada! Me explico..Todos, absolutamente todos, poseemos un conocimiento y experiencia sobre un área determinada. Y todos podemos y debemos rentabilizarlo. Puedes esperar a sacarlo a la luz cuando te contraten por cuenta ajena o cuando puedas realizar un trabajo para terceros como freelance.  Pero también puedes ordenar todo el conocimiento que tengas, ya sea porque te has formado o porque lo has ido acumulando a base de experiencia, y convertirlo en un negocio rentable.  De hecho, el conocimiento que has acumulado es una oportunidad única que tienes para tomar las riendas de tu vida. Puede observarse el crecimiento de los mediapreneurs y nómadas digitales, los cuales, en gran medida, basan sus negocios en el conocimiento.

¿Cómo convertir tu conocimiento en un negocio rentable?

Comienza definiendo y analizando lo que sabes hacer, en lo que tienes experiencia, con lo que disfrutas, lo que pasarías horas haciendo…

Del anterior análisis, saca de 1 a 3 ideas de temas. Ahora tendrás delante los temas que se te dan bien y que disfrutas con ellos.

El siguiente paso sería realizar un rápido estudio de palabras clave, tendencias y/o realizar una pequeña encuesta a tu alrededor para detectar oportunidades y necesidades.

Cierto marketer americano hizo esto hace unos años y termino creando un ebook que explicaba “cómo enseñar a hablar a tu loro” del cual llego a facturar cifras de varios ceros.

Con la información recogida, tu conocimiento, habilidades y cualidades podrías crear distintos tipos de negocio, pero hoy quiero centrarme en la idea de convertirlos en formación online.

En definitiva, todo ese conocimiento que tienes sobre temas que llevas trabajando o tienes interés los puedes convertir en un o varios cursos online y conseguir ingresos con ellos vendiéndolos en tu propia web, tu blog o a través de plataformas como Udemy o Tutellus.

Te guste o  no, en el contexto actual necesitas utilizar todas las herramientas a tu disposición para “ganarte la vida”. Una de las grandes ventajas de sacar tu conocimiento de los cajones y transformarlo en algo más útil como un curso online es la posibilidad de posicionarte como experto de referencia en tu sector. De esta manera, tienes una inestimable ayuda para diferenciarte de tus competidores y pasar a ser la opción elegida por tus potenciales clientes o como mínimo, destacar y que te tengan más en cuenta. En el peor de los casos, ¡puedes ganar dinero!

Hasta aquí, parece obvio y sencillo y te voy a decir un secreto…realmente es así. Pero también debes dar los pasos adecuados porque de lo contrario habrás invertido recursos, tiempo y dinero  con pocas posibilidades de éxito.

Una mala planificación es sinónimo de desastre y como decía el Dr. Stephen Covey “Empieza con un fin en mente”.

En este sentido, es necesario que dediques algunos momentos a realizar una reflexión importante en aspectos clave del proceso de convertir tu conocimiento en algo más productivo que charlas, comentarios en redes sociales o debates entre amigos.

Crea un Curso Online

Sea el que sea, tu conocimiento es un bien preciado. Ha sido acumulado durante tiempo, experiencia y segurmanete formación o auto aprendeizaje. Compartiendo ese conocimiento en forma uno o varios cursos online, puedes ayudar a otros a acelerar el proceso de aprendizaje.

Planifica y estructura el curso a la perfección

Si estás decidido a dar el paso y crear un curso online debes tener en cuenta algunos aspectos de su creación y de su posterior difusión, promoción y lanzamiento para que tu curso online tenga éxito y se venda.

Un curso online no se vende solo, de hecho pocas cosas se venden solas…quizás los productos de Apple pero eso es otra historia… Tienes que pensar cómo vas a estructurar contenidos e ideas para que tenga una mínima coherencia, sea atractivo y realmente resuelva un problema a alguien.

A la hora de elaborarlo debes tener en cuenta para quién es tu curso y para quién no es. Sólo así estarás creando algo de auténtico valor para el público al que va dirigido.

Define como lo vas a incluir en tu forma de negocio, cómo lo vas a ofrecer y dónde.

Si quieres aprovechar al máximo la idea de crear un curso online, no pierdas de vista sacarle el máximo partido integrándolo con tus actividades actuales, tal que todas tus acciones se retroalimenten y contribuyan a ayudarte a conseguir tus objetivos de forma más inteligente.

Una vez has creado tu curso online, una decisión importante es definir dónde lo vas a ofrecer. Debes analizar bien todas las posibilidades ya que puedes ganar o perder dinero es la elección de la forma de distribución y venta. Actualmente encuentras múltiples opciones tanto vía plataformas de terceros como Udemy o Tutellus, en tu propia web o blog con un sistema de pago, o en escuelas online que se integran con tu web como Fedora, Vidroop y Thinkific.

Define estrategia de promoción difusión y lanzamiento

Como ya he comentado, nada se vende solo. Una vez creado tu curso online, a menos que tengas una muy muy extensa familia y gran número de amigos, necesitarás pensar en una estrategia de difusión, promoción y sobre todo contar con un embudo de ventas bien diseñado.

Uno de los grandes errores es no realizar una estrategia de pre lanzamiento. Actualmente, con la ayuda de “landing pages” puedes incluso facturar antes de tener tu curso online creado, eso sí, tus textos de venta y referencias tendrán que ser excelentes.

Todo tiene que estar perfectamente planificado y encajado para conseguir que  el mayor número de personas posible se entere de lo que has creado y si es de pago, conseguir maximizar las ventas y tus ingresos.

Sin promoción no puedes distribuir ni conseguir vender  tu curso online por lo que es mejor que repartas tus esfuerzos entre la creación y la promoción.

Estrategia de Lanzamiento

Debes definir una estrategia de lanzamiento mucho antes de que tengas tu curso online terminado. Se trata de crear expectación e interés sobre el propio curso, antes de que no siquiera esté disponible.

Crea un embudo de ventas que te permita convertir los posibles clientes en clientes. Ofrece una guía gratuita relacionada con el curso que vas a lanzar y ofrecela a cambio del email. Es una forma de crear una lista de correo de pontenciales interesados en lo que vas a lanzar. Realiza a cuerdos con colaboradores para que ofrezcan tu curso online a su comunidad.

Utiliza todos los medios que tienes a tu alcance para darle la mayor difusión posible al lanzamiento. Crea contenido relacionado ( post, vídeos, audios, webinars…) y difundelo en tu blog, redes sociales y grupos de networking con el objetivo de amplificar la comunicación del lanzamiento.

Algo muy importante es fijar un día de lanzamiento y realizar todas las acciones comentadas durante las 3 semanas previas. Y anterior a este periodo realizar las mismas acciones pero con una intensidad menor. Se trata de crear expectación e interés, pero si saturas, puedes echar al traste cualquier estrategia.

Las 5 claves para tu éxito

Te dejo con lo que podemos llamar las 5 claves para tu éxito y poder convertir tu conocimiento en oportunidades profesionales e ingresos.

Claridad: ten claro tus objetivos

Focalizar: haz una cosa primero y luego otra, no intentes hacer todo a la vez.

Planificar: planifica empezando por el final para que no te olvides de nada importante.

Apoyos: nadie es una isla, pregunta, relaciónate y crea sinergias.

Persistencia: el gran secreto…no es tanto a veces cuestión de inteligencia como de persistencia, para superar los obstáculos y lograr tus objetivos.

Espero haber despertado tu interés por crear un curso online. Si quieres hacerlo medianamente bien, debes dedicarle tiempo y esfuerzo pero te aseguro que merece la pena! 😉

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Por favor, introduce tu nombre aquí