Escribir emails que consigan conectar con la audiencia destinataria es una habilidad increíblemente valiosa y también muy difícil de adquirir. Lo que puede hacer que una campaña de email obtenga una buena conversión es difícil de determinar. Pero es el primer paso para saber que tipo de características repetir y obtener el mismo resultado.

Hay un sin fin de artículos sobre cómo escribir un buen correo electrónico. Desde conceptos más generales, hasta plantillas preparadas exclusivamente para la conversión. Pero el problema es que no tienen datos que los respalden, y por lo tanto, no sabemos si es cierto o no. E incluso en ocasiones podemos llegar a encontrar información contradictoria online.

En este artículo os queremos dar 4 consejos sobre acciones que pueden mejorar la conversión de vuestras campañas de email apoyados en datos de un estudio que ha hecho la compañía Boomerang.

Aunque antes de comenzar, una de las primeras cosas que tenemos que tener en cuenta es averiguar que factores realmente importan al usuario y el motivo por el que nos va a dar una respuesta. Para ello puedes consultar el calendario de marketing 2017 y revisar los ítos de importantes que se acercan en los próximos meses. Con esa información podrás aprovechar las fechas más señaladas para dirigirte a tus clientes con información relevante para ellos.

 

1- Escribe en 3a persona

Según los datos analizados, el nivel de lectura de los emails escritos en 3a persona tienen un impacto mucho más grande en la tasa de conversión. Escribe directamente “yo” “tu”… Pueden llegar a aumentar la tasa de lectura en un 36% sobre otro tipo de textos escritos a nivel más genérico. Y pueden aumentar la tasa de conversión en un 17%.

Artículos relacionados:  Cuidados y consejos para un buen uso del correo electrónico

Hablar directamente consigue conectar mejor con la audiencia y hace que se sientan identificados. Utilizar además palabras claras y cortas. Dejando a un lado la verborrea. Es importante enviar un mensaje claro, conciso y limpio para que sea recibido correctamente por la otra parte.

2- Escribe con emoción

Otra factor significativo en la tasa de conversión es las palabras positivas (palabras como maravilloso, encantado, complacido…) o negativos (malo, odio, cabreo, terrible…) que utilices en tus textos. Los correos positivos pueden conseguir aumentar la tasa de conversión hasta un 15% en comparación a correos neutrales.

Aunque evita la positividad exagerada y que pueda resultar repelente para los lectores. Debes centrarte en representar una positividad natural y cálida. Realmente es fácil agregar la emoción positiva a los correos electrónicos. Utiliza las exclamaciones, palabras enérgicas y el ánimo positivo que llevas dentro!!

Existen algunas herramientas de Social Media que están agregando el análisis del sentimiento de la comunidad entre sus funciones. Pero aún queda mucho camino por hacer, ya que los resultados no son nada satisfactorios. La inteligencia artificial aún no es capaz de entender la ironía o frases en las que se puede contradecir lo positivo y negativo. Posiblemente llegará el día en el que podamos medir el sentimiento generado con un email al lector ¿Qué te parece?

3- Escribe correos cortos, pero no demasiado!

Según se ha podido comprobar, la longitud más adecuada para un correo electrónico en cuanto a texto se encuentra entre las 50 y 125 palabras. Esta longitud puede llevar a aumentar las tasas de conversión en un 50%.

A partir de 125 palabras se consigue el resultado opuesto. Es decir, se pudo comprobar que aproximadamente la tasa de conversión se reduce en un 44%. A partir de las 500 palabras de contenido.

Artículos relacionados:  Consejos de email marketing para tu campaña de Navidad

Por otro lado, los correos con menos de 50 palabras suelen tener una tasa muy baja de conversión. Un correo con 25 palabras puede funcionar tan bien como uno de 2000.

Y a modo de curiosidad, solo el 11% de aquellos emails que no contenían nada de texto podrían llegar a tener algún tipo de conversión.

4- Utiliza asuntos cortos, muy cortos

Los asuntos cortos pueden ser muy potentes y son la base para diseñar una campaña de email de éxito. La longitud del asunto impacta directamente en las tasas de conversión. Aunque puede parecer más corto de lo que nos dice la lógica, la longitud más adecuada son 3 o 4 palabras. Según el estudio que hemos analizado, a partir de las 4 palabra la tasa de conversión se reduce, pudiendo llegar a solo convertir un 14% en los mensajes que no utilizan asunto.

Las preguntas son un tipo de asunto que suele funcionar bien. Los correos electrónicos que hacían preguntas son un 50% más propensos a generar conversiones que los correos que no las hacen. Pero tampoco bombardees a preguntas que la tasa de conversión te bajará.

Por otro lado, un estilo subjetivo y natural, que se centre en los hechos convierte peor. Contra más opinión y de afirmaciones tenga tu asunto mejor convertirá.

Espero que esta información te sea valiosa y que te ayude en tus próximas campañas de email. ¡Seguro que mejoras tus conversiones con estos consejos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor, introduce tu nombre aquí