Compra online ¿Qué está pasando?
Valora este artículo

Hace un mes la IAB publicaba el nuevo estudio que ha realizado sobre la compra online en 2015. En DMTrends lo hemos estado analizando y te traemos algunos datos interesantes.

Ya hemos hablado en otras ocasiones de cómo está aumentando la compra online en España durante el último año, y cómo se ha convertido en una clara tendencia para los próximos años.

En este artículo, os traemos datos sobre la compra online que confirman lo comentado anteriormente.

Según el estudio de la IAB, el comercio digital ha tenido una gran penetración en los últimos años, si comparamos el año 2013 con el 2015, se aprecia que el incremento de las compras online es del 52%. Además, de un aumento del gasto medio por compra hasta llegar a 70€ por individuo. Con una frecuencia de compra online de 3,4 veces/mes entre el segmento de 16 a 34 años de edad.

¿Por qué aumenta el hábito de compra online?

Son varios los motivos por los cuales los consumidores están más receptivo año tras año en la compra online. Pero este estudio desvela los principales drivers que motivan a las personas a realizar compras online son 3:

Motivos económicos

En primer lugar encontramos que el motivo principal tiene que ver con la economía, un 86% de los encuestados afirma que realiza sus compras online, porque las ofertas están disponibles únicamente a través de este canal. Por otro lado, el 79% afirma que lo hace por el ahorro de coste que les supone, ya que encuentran productos más baratos. Por último, el 40% afirma que sus compras online tienen que ver con ofertas de productos tentadores para ellos.

Artículos relacionados:  Crear una tienda online es más necesario y fácil que nunca

Comodidad

Siguiendo al motivo anterior, el 84% de las personas que participaron en este estudio, confirmó que realizan sus compras online por motivos de comodidad y circunstanciales. Exponiendo entre los principales motivos que la compra online es más practica y cómoda para ellos que la compra tradicional. Por otro lado, el 63% afirma que encontró el producto navegando, y le resultó fácil y cómodo realizar la compra en unos cuantos clics.

Confianza y recomendaciones

Uno de los factores más importantes e incentivadores de la compra online, es la confianza. Esta tiene dos grandes ejes en cuanto a las tiendas online, por una parte las recomendaciones de otros compradores, y por otra la seguridad que ofrezcan los métodos de pago online.

Según el estudio de la IAB, el 68% de los compradores en el comercio digital lo hacen porqué las webs de las tiendas online les transmiten confianza. Por otro lado, el 38% lo hace a través de recomendaciones que recibe de amigos y conocidos.

La seguridad de los pagos online han potenciado la compra online

Cómo ya hemos comentado, uno de los drivers principales del aumento de las compras online en los últimos años, tiene que ver con la confianza en las formas de pago por internet. Cada vez están surgiendo más alternativas de pago online, las cuales están implementando protocolos muy estrictos de seguridad para conseguir la confianza necesaria de los consumidores. Y no solo eso, sino que estas formas de pago online son muy cómodas de utilizar.

Una de las barreras principales en la compra online es la seguridad. Esta está directamente relacionada con tener que facilitar la información financiera a un tercero. Pero además, existe también el miedo a excederse en el presupuesto o recibir un sobregiro a en su cuenta bancaria. Para evitar todo esto existen las tarjetas prepago. De esta forma, la persona únicamente puede gastar el dinero que ha depositado en la tarjeta prepago. Según el Fondo de Garantía de Depositos, un 22% de las personas encuestadas han utilizado en alguna ocasión una tarjeta prepago.

Artículos relacionados:  e-Commerce: Puntos de mejora en tiendas online

Desde el año 2012, esta forma de pago cada vez se ha hecho más popular, creciendo  de forma rápida. El principal motivo para el uso de este tipo de tarjetas en la compra online, está relacionado con estar seguro de que únicamente se va a gastar el importe que en ella se deposite.

Normalmente se suele confundir estas tarjetas con las de débito, pero tienen una gran diferencia. Las tarjetas de débito están vinculadas a una cuenta en particular, y las tarjetas prepago no.  Además, existen dos tipos de tarjetas prepago: las que se pueden recargar y las que no.  Las primeras, se pueden recargar mediante una transferencia o un ingreso en efectivo. Son muy prácticas para personas que quieren mantener un presupuesto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor, introduce tu nombre aquí