Cada vez hay más gente que se decanta por relojes smartwatch, modelos inteligentes que se pueden conectar con el teléfono móvil, bien sea Android o iPhone. En el portal reloj.es se pueden adquirir y elegir entre muchos modelos.  

La sincronización es un proceso rápido y fácil que tras unos pequeños pasos conecta de forma automática el reloj con el dispositivo electrónico. Para teléfonos Android es necesario descargar una aplicación específica de Wear OS e instalarla en el móvil. La encontramos en Google Play. A través de ella podemos proceder a la sincronización. Este programa, además, puede integrarse con otros dispositivos tales como la televisión inteligente de la Smart TV o la tablet.  

Tras aceptar las condiciones, hay que activar el bluetooth para poder realizar la sincronización. El smartwatch debe tener batería suficiente como para activarlo. En ese caso, hay que deslizar el dedo sobre la pantalla y de esta manera se activa el modo de búsqueda. El aparato buscará el teléfono móvil. No es necesario que uno esté pegado al otro, pero sí que se recomienda, en esta primera búsqueda, que estén cerca para que lo encuentre con facilidad y todo sea rápido. Cuando ha encontrado el teléfono móvil, entonces se procede a la sincronización. Es importante, además, buscar correos de reloj para darle un toque personalizado. Como medida de seguridad, el smartwatch envía un código de verificación y el usuario debe aceptar las condiciones en ambos aparatos. Cuando se acepta, entonces teléfono y smartwatch se vinculan. Esto puede tardar unos minutos, en función de la potencia de cada dispositivo. Incluso quizá haya que actualizar el reloj en algún momento. Esta parte del proceso habrá acabado cuando nos indique como sincronizado. El siguiente paso es realizar una configuración desde el teléfono. Es recomendable ver un vídeo tutorial en el que se explica como realizar la configuración, sobre todo para lo más básico. Luego hay que aceptar las condiciones de Google y activar las notificaciones que se muestran en la aplicación de Wear OS. En este momento la sincronización ya se ha realizado con éxito y en usuario puede utilizar su teléfono móvil desde el reloj. En el caso de otros dispositivos como iPhone, hay disponibile una aplicación Wear OS y el proceso de sincronización es muy parecido al que se realiza en un teléfono Android. Cuando encuentra el dispositivo, hay que descubrir el cogido de verificación, aceptar las condiciones y los dispositivos se vincularán. Las ventajas que ofrece un smartwatch son múltiples, ya que permite controlar el teléfono móvil a través de un reloj. Cabe recordar que es necesario activar bluetooth para que se mantenga la sincronización. Las aplicaciones más importantes están preparadas para los smartwatch y se pueden utilizar desde él. Apps como WhatsApp, Facebook, Twitter y otras muchas se pueden utilizar desde la muñeca. Con la sincronización se activan todas las apps del móvil en el reloj siempre y cuando estén adaptadas al smartwatch. Desde Google Play es posible comprobar, antes de descargarla, sí la app tiene esta posibilidad. Por supuesto, se pueden mandar mensajes,  enviar correos así como realizar y recibir llamadas.