Ya sabemos que el Social Media es ya una de las principales estrategias en todo plan de marketing que se precie de cualquier marca. Estas ya saben que tienen que estar, principalmente porque una buena estrategia en este medio les ayudará a conectar con sus clientes; les permitirá promocionar sus productos, servicios y novedades; podrán gestar y optimizar su reputación online e incluso podrán utilizar las redes sociales como medio publicitario.

Pero no basta con estar. Hay que estar bien para que la estrategia en Social Media no se vuelva en contra de la marca y de sus objetivos. Y para ello, lo principal es contar con una buena estrategia de contenidos, crear contenido de calidad.

El contenido de calidad es lo que demandan principalmente los usuarios. Para poder ofrecérselo de la mejor forma posible, es muy recomendable trabajar de antemano con una planificación mensual en la que se recoja todo el contenido, dividido por temática, que se irá lanzando a lo largo de ese mes.

Y aquí llega el principal problema: ¿qué contenido publicar? Aunque en un principio pueda dar un poco de vértigo pensar en diferentes temas para completar el contenido de todo un mes, te aseguro que no es tan difícil y que se puede llegar a tener una buena nevera de contenido de calidad. Para muestra, un botón 😉

  1. Habla de tus productos o servicios. No olvides el potencial que tienen las redes sociales como medio de comunicación. Utilizada en su justa medida, la autopromoción de la marca puede ser un buen contenido para publicar siempre y cuando se haga pensando en el lector.
  2. Compartir consejos y datos curiosos sobre un tema que tenga relación con la marca. Por ejemplo, si trabajas con una marca de deportes puedes publicar datos sobre salud, hidratación en el deporte,…
  3. También puedes compartir esos consejos y datos de medios externos, siempre que sean de interés para el usuario y tengan relación con la marca.
  4. Y si tienes un blog, puedes ampliar esos consejos y datos para escribir un post en el que trates más a fondo ese tema.
  5. El blog también te dará juego para publicar otro tipo de contenidos que al usuario le parezcan más atractivos. ¿Has pensado en realizar entrevistas al público que esté directamente relacionado con tu marca?
  6. Esos artículos podrás compartirlos más veces en tus redes sociales aunque sean antiguos. Si son de interés, obtendrán respuesta igualmente por parte del público.
  7. Si trabajas con una marca que tenga años de historia, puedes publicar imágenes o campañas de publicidad antiguas.
  8. Pero tampoco te olvides de compartir las novedades que puedan surgir en torno a la marca.
  9. Si los usuarios suelen publicar fotos de tu producto o marca, puedes aprovecharlas para crear una sección dedicada a ellos (semanal, quincenal, mensual,…) en la que recojas esas imágenes y les agradezcas por compartirlas.
  10. También puedes agradecer a tus seguidores cada vez que llegues a una cifra redonda de fans.
  11. No te olvides tampoco de promocionar la web corporativa, ya que también harás que crezca su tráfico orgánico.
  12. Si la marca participa en diferentes actos o eventos, crea álbumes fotográficos con imágenes de los mismos, a través de los que mostrarles a tus seguidores la actividad de la marca.
  13. Esos mismos álbumes podrás compartirlos en tus otras redes sociales. Por ejemplo, créalos en Pinterest y compártelos en Facebook y Twitter.
  14. Realiza concursos y sorteos. Te ayudará a llenar de contenido tus redes sociales, así como a ganar y fidelizar fans.
  15. Y, ya por último, crea un hasthag relacionado con la marca y úsalo siempre que publiques contenido.

Imagen: Pixabay

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Por favor, introduce tu nombre aquí