Hace unos días Microsoft anunciaba que su buscador ,Bing, había sido capaz de predecir acontecimientos ocurridos a lo largo de 2014, llegando incluso a pronosticar los resultados de las elecciones en Estados Unidos, incluidos los escaños del partido vencedor.

Según Microsoft, Bing podría ofrecer un salto cualitativo en las búsquedas, ofreciendo no sólo resultados en tiempo real, sino llegando a «adivinar» dichos resultados.

La mayoría pensaréis que es todo una estrategia por parte de Microsoft para comerle terreno a Google en términos de buscadores. Sin embargo, detrás de la noticia sensacionalista hay unas razones más que fundamentadas y que tienen más que ver con la tecnología Big Data que con las dotes adivinatorias.

El buscador Bing vió la luz por primera vez en 2009 y actualmente tiene una media de 13.000 millones de búsquedas mundiales.Con tal cantidad de datos extraídos de las búsquedas y mediante extrapolaciones estadísticas, datos sociales y otros parámetros relevantes, no es de extrañar que el buscador se aventure a predecir los resultados de los Globos de Oro o los de los Grammys, que se celebrarán el próximo 8 de Febrero y en el que propone como mejor álbum el de la cantante Beyoncé.

Bing ya había hecho sus «pinitos» adivinatorios con los resultados del pasado mundial de fútbol de Brasil, llegando incluso a acertar 15 resultados de los 16 partidos de la competición, pero, ¿cómo lo hizo?. Para poder llevarlo a cabo analizó entre otros parámetros, resultados previos entre los equipos (victorias, derrotas y empates), resultados de otras competiciones internacionales, el margen de goles por victoria, así como, factores de proximidad geográfica para los equipos sudamericanos, el estado del terreno o las condiciones metereológicas. En todo este despliegue de datos, el Big Data, o mejor dicho, su cribado y análisis mediante herramientas, tienen un papel fundamental.

Cosmos, la herramienta que hay detrás de las predicciones de Bing

La capacidad predictiva de Bing no es algo inalcanzable, el hecho de trabajar con millones de datos exige el uso de herramientas muy potentes que pueden ofrecer información igual de potente, y ese es el caso de Cosmos. Se especula con que la herramienta interna de Big Data que se encuentra analizando los datos de los servicios de Microsoft, como Skype o Msn, podría ser comercializada para uso general, pero la compañía no se ha pronunciado al respecto.

Para el resto de los mortales, la minería de datos se realiza a menor escala, pero si Bing consigue predicciones del futuro con esta tecnología, ¿por qué no implantarlo en nuestras empresas para conocer mejor nuestro presente y poder tomar decisiones acertadas sobre nuestro mañana?

Imagen de Playing Futures: Applied Nomadology en Flickr

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor, introduce tu nombre aquí