Todo hemos escuchado hablar del Benchmarking técnica que sirve para comparar productos y servicios que implementan una compañía con otra líder en el mercado.

Esta técnica tiene la finalidad de obtener información relevante con tres objetivos: aprender, innovar y mejorar. En la actualidad, esta técnica no solo apoya las estrategias offline que implementan las empresas, sino que también ha revolucionado las estrategias de marketing online de las marcas.

En la actualidad online, las empresas miden  acciones realizadas por la competencia, con el fin de medir el crecimiento con sus comunidades, sus ofertas hacia al público y observar el nivel de influencia que han obtenido por parte de sus seguidores.

A modo online las marcas saben que la competitividad esta latente, y por esta razón muchas agencias, pymes e incluso compañías lideres saben que deben ofrecer contenido de valor que capture a su audiencia, pero sobre todo saber que pueden hacer para seguir en el mercado.

El Benchmarking online analiza los baches de la competencia para saber cuáles mercados tienen más espacios para competir. Las principales tendencias globales para este tipo de benchmarketing es el consumidor, ya que, las tendencias del consumo han cambiado, las tiendas online optimiza el tiempo de compra, lo virtual se ha convertido en algo real, la compra online sigue creciendo y los millennials andan en constante evolución con la tecnología.

Algunas de las acciones del benchmarking online que suelen llevarse  cabo son:

1. Establecer los Indicadores de análisis:

En esta etapa se configura el cuadro de mando con los indicadores, tanto cuantitativos como cualitativos, que se analizarán de cada competidor realizando un análisis completo a áreas concretas como el posicionamiento en buscadores, redes sociales, branding, usabilidad, canales de contacto, etc. Los indicadores varían considerablemente, a continuación os mostramos algunos ejemplos:

SEO
– Links entrantes.
– Páginas indexadas en buscadores.
– Etiquetas meta utilizadas en el sitio web.
– Velocidad de carga del sitio web.
– Influencia del sitio web en redes sociales.
– Contenido.

Redes Sociales
– Presencia en plataformas sociales.
– Actividad.
– Comunidad.
– Engagement.
– Contenido.
– Aspecto visual de los canales.
– Acciones especiales (campañas, publicidad, apps…).

Branding
– Naming.
– Identidad de marca.
– Claim.
– Tono.
– Mensajes.
– Percepción.

2. Extraer la información:

Parte de este proceso es observar cada detalle de la competencia, Durante este proceso es importante anotar también aquellos aspectos que sobresalen y realizar capturas de pantalla para disponer de ejemplos visuales de cada competidor, sus contenidos, estrategias. Tratamos de monitorizas lo que dicen sobre ellos, para luego hacer lo mismo.

3. Comparación y análisis de toda la información:

Procedemos a analizar cada detalle de los datos  tanto cuantitativa como cualitativamente. Procedemos a realizar análisis DAFO para que no sirva de guía para dar pasos a mejoras,  oportunidades y prever cualquier tipo de amenaza.

En conclusión este tipo de benchmarking nos ayuda a medir que tan influyentes somos en la comunidad, medir nuestras estrategias, medir tendencias de nuestro usuarios, medir los medios donde interactúan, de esta manera sabremos que tan beneficiosos somos frente a la competencia y que beneficios  obtienen con nuestro contenido.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Por favor, introduce tu nombre aquí