Cómo atraer tráfico de calidad a tu página web con anuncios display
5 (100%) 2 votes

No hay duda de que la publicidad display está en pleno apogeo, en detrimento de otros tipos de anuncios online y, definitivamente, de campañas publicitarias en medios masivos de comunicación, como la televisión. Básicamente, los anuncios display se fundamentan en una estrategia de marketing llevada a cabo a través de publicidad en Internet, ya sea de texto, imagen, audio, vídeo o animación. Pero, utilizada con programática, es capaz de multiplicar sus ventajas, algunas de las cuales recogemos a continuación:

  • Medible: la medición es la única forma que tenemos para determinar la eficacia de la publicidad. La que nos ocupa, la publicidad display, es un tipo de publicidad online con la que podemos saber, en todo momento, el número de usuarios captados por nuestros anuncios, su coste de implementación y los ingresos que generan. En el caso de un formato televisivo, podemos llegar a invertir millones de euros sin llegar a conocer realmente el impacto obtenido o los resultados monetarios de dicha acción.
  • Segmentable: los anuncios display permiten establecer los características específicas de los usuarios a los que queremos dirigir nuestra publicidad: idioma, comportamiento, ubicación geográfica, etc. Estos usuarios son cualificados, es decir, interesados en el producto o servicio que ofertamos y, en consecuencia, con más probabilidades de adquirirlo. A esto nos ayuda el Big Data, un término por el que conocemos el procesamiento y almacenamiento de grandes volúmenes de datos de los usuarios que se emplean para conocer más sobre ellos y sobre su navegación online. Por ejemplo, si vendemos corbatas, no nos interesará invertir dinero para anuncios dirigidos a mujeres.
  • Genera un mayor CTR: este es un punto muy ligado al anterior. Y es que, además de aumentar las probabilidades de conversión, promocionar nuestros artículos ante un público muy sementado incrementa notablemente los porcentajes de click sobre la cantidad de impresiones.
  • Tiene un menor coste: esta modalidad publicitaria requiere muchos menos gastos, tanto físicos como profesionales, resultando más económica y generando un ROI más alto.
  • Es más atractiva, inteligente e interactiva: si los anuncios display son capaces de llamar la atención por ellos mismos, será mucho más complicado que pasen desapercibidos para los usuarios cuando éstos accedan a nuestro sitio web. Por otro lado, la posibilidad de poder elegir al público al que nos queremos dirigir hace que podamos adaptar nuestro mensaje a cada uno de nuestros buyer persona y proponerles las ofertas correctas.
  • Podemos asignarle el presupuesto que queramos: no sólo existen múltiples formas de pago (CPC, CPM, CPA, tarifa plana…), sino que podemos pujar la cantidad que establezcamos dentro de nuestro presupuesto, lo que nos posibilita tener el gasto más controlado.
  • Perfecto para hacer remarketing: con las posibilidades que nos ofrecen los anuncios display podemos hacer tanto prospecting (captación de usuarios nuevos) como retargeting (recuperación de los usuarios que han visitado nuestra web pero se han marchado sin comprar). Lo hacemos de forma que los usuarios vean, en otras páginas web, anuncios de productos que han consultado en nuestra página. Pese a la percepción de intrusismo que puede suscitar esta práctica, si se personalizan correctamente los mensajes, con un buen copy e imágenes de alta calidad, es posible aumentar exponencialmente las probabilidades de conversión final.
  • Adaptable a dispositivos móviles: los anuncios display pueden mostrarse tanto en desktop como en dispositivos móviles. Esto nos abre infinidad de posibilidades para llegar al público que realmente nos interesa. Ejemplo de ello sería hacerlo en función de la geolocalización de nuestro negocio. Eso sí, para hacer una versión 100% responsive, es necesaria la realización de test AB para asegurar una visualización y un funcionamiento correctos.
Artículos relacionados:  Facebook Exchange, mejora la segmentación en sus anuncios.

Como ya hemos mencionado, la mejor manera de atraer tráfico cualificado a nuestro sitio web es mediante publicidad display programática. En ella, se compran impresiones, de forma automatizada, en todos los Ad Exchanges, soportes y páginas web desde un mismo panel de control. Se hace buscando y comprando audiencias concretas, cualificadas, realmente interesadas en el artículo a vender, por lo que es una práctica que mejora cuando se aplican atributos de comportamiento y retargeting.

Si tienes alguna duda de cómo planificar una campaña de este tipo, seguidamente te damos unas claves:

  • Identificar nuestros objetivos de forma previa al lanzamiento de una campaña, la identificación y definición de objetivos nos ayuda a planificarla con antelación. Dependiendo del objetivo de la misma, escogeremos una serie de opciones de precios, creatividad, copys y métricas necesarias para la consecución de los resultados esperados. Los tipos de objetivos pueden englobarse en tres grupos:
    • Branding: mejora el posicionamiento natural frente a la competencia a través de acciones publicitarias dirigidas a generar visibilidad y notoriedad de nuestro negocio digital.
    • Tráfico: el fin de este tipo de campañas es conseguir tráfico cualificado sin renunciar, por ello, a crear y mantener la imagen de marca de la compañía.
    • Cobertura: estas acciones publicitarias están orientadas a impactar al mayor número de usuarios posible.
  • Determinar nuestro/s buyer persona, esto es, el público objetivo al que queremos dirigirnos. Existen ciertas tecnologías que identifican, gracias a la programática, las páginas web más relevantes para ubicar una campaña de publicidad display, permitiendo que ésta interactúe con los usuarios en el lugar, momento y con el formato precisos.
  • Personalizar los anuncios, incluyendo los mensajes y las creatividad adecuadas, hace que obtengamos la respuesta que esperamos por parte de los usuarios. El diseño de los mismos debe contener imágenes es de alta calidad y gusto estético, basarse en pequeñas píldoras informativas, e incluir colores sólidos que no entorpezcan su lectura.
  • Establecer la forma de puja depende del presupuesto que tengamos y nuestras preferencias a la hora de realizar los pagos. Como hemos dicho anteriormente, existen muchos tipos de formas de pago. El CPC es óptimo para llevar tráfico a una web; el CPM para campañas de branding en las que importa llegar a una gran número de personas; y el CPA para acciones de venta final con targets muy específicos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor, introduce tu nombre aquí