Apps de Salud para pacientes, cómo elegirlas
Valora este artículo

El mayor acceso a la información que nos proporciona Internet ha favorecido que muchas personas quieran estar informadas de su enfermedad antes incluso de ir a visitar al médico.

Google es la principal vía de acceso a la información, solo tenemos que incluir una palabra clave, por ejemplo “exantema vírico”, y miles de entradas aparecerán en los resultados. Desde páginas especializadas en salud hasta chats o bloggers que hablan de su experiencia. Sin embargo, hay que ser consciente que google nos proporciona mucha información y mucha “desinformación”. Igual que las miles de aplicaciones de salud que están proliferando en las Apps Store.

De las 97.000 aplicaciones médicas que existen en el mercado (según el estudio “informe sobre la referencia de calidad en las apps de salud en español” realizado por The App Date España y el Observatorio Zeltia un 30% están dirigidas a pacientes.

Si las clasificamos por el tipo de información que nos proporcionan podemos dividirlas en tres tipos.

  1. Apps de Salud general que permiten al paciente tener información sobre los posibles síntomas, las pruebas diagnósticas, y el tratamiento. Como por ejemplo:
  • Urgencias infantiles CyL Aplicación que de una forma sencilla ayuda a los padres primerizos a estar informados de que le puede pasar a su pequeño antes de acudir al pediatra. Realizada por varios profesionales del Sacyl
  • BabyCenter Popular aplicación sobre el día a día del embarazo, con consejos útiles, e imágenes que ayudan a resolver las dudas presentadas durante este período.
  • Pregunta por tu salud Aplicación para que el paciente se pueda preparar la consulta con dudas y sugerencias antes de ir a ver a su médico
  1. Apps de salud para la modificación de hábitos, centrándose en una patología específica. De este tipo podemos encontrar aquellas que se dirigen a incentivar al usuario para llevar una actividad física determinada, o una dieta, o un control de cigarrillo etc. Como por ejemplo:
  • Runtastic Aplicación que realiza un seguimiento de tu actividad física, controlando los principales marcadores de salud, generando informes de resultados e incluso incentivando la participación en comunidades a través de técnicas de gamificación
  • Dejar de Fumar Aplicación que te ayuda a controlar los cigarrillos consumidos con el objetivo de dejar de fumar, mediante mensajes positivos, consejos y trucos. Te permite estar en contacto con otras personas con el mismo objetivo para hacer más llevadero el camino.
Artículos relacionados:  Tráfico móvil 2015 - This must be the place

Por otro lado, existen otras aplicaciones dirigidas a pacientes crónicos, y sus familiares. Estas ayudan a sobrellevar la enfermedad y controlarla mejor mediante la información, los refuerzos positivos, y favorecer la adherencia al tratamiento.

  • Social Diabetes Herramienta que ayuda a controlar la diabetes tipo 1 y 2 mediante el registro de las ingestas, los niveles de glucosa,y la cantidad de medicación administrada
  • “Mi Asma” Aplicación que facilita información, servicios, y apoyo al paciente asmático. Además, contiene los niveles de polen, recordatorios y consejos personalizados.
  1. Apps de gestión de la salud que permiten pedir cita, buscar referencias de médicos, consultas con un doctor de manera online, etc.
  • Doctoralia Buscador de médicos o profesionales en función de la cercanía, o de la valoración. Permite también pedir las citas.
  • Y las múltiples aplicaciones que las sociedades médicas han lanzado para hacer más fácil la vida de sus asegurados: Sanitas, DKV, Mapfre Salud, etc.

En conclusión, existen miles de aplicaciones dirigidas a mejorar los hábitos y salud del paciente pero es difícil determinar cuáles son las más fiables. Teniendo en cuenta que ninguna de estas aplicaciones puede sustituir a la consulta de un médico, sería interesante que el mismo doctor además de prescribir los fármacos aconsejara el uso de las aplicaciones más completas.

Para ello también otros actores que deberían tener más implicación son las sociedades médicas e instituciones. Por ejemplo, creando un sello de calidad o un aval para que tanto el médico como el usuario final sepa que la información que tiene en su mano es la mejor para su salud.

 

Foto de portada libre de derechos en Stockvault.net

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor, introduce tu nombre aquí