Para los viajeros recurrentes y los no tantos también, esperar varias horas en el aeropuerto para pasar los controles de seguridad y después enterarse que su vuelo esta retrasado, no debe ser algo placentero. La buena noticia es que ahora Google tiene la capacidad de predecir los retrasos en los vuelos, incluso antes de que la aerolínea lo notifique al viajero.

Para ello, Google esta recurriendo a la inteligencia artificial empleada en su aplicación Google Flights, la cual ahora puede desplegar más información respecto a los retrasos en los vuelos, incluyendo más datos sobre los motivos del por qué un vuelo ha retrasado su salida, incluso la aplicación puede pronosticar, como ya indicábamos, si un retraso en el vuelo puede presentarse antes de que la aerolínea mencione algo sobre ello.

Todo lo que tienen que hacer los usuarios es abrir la aplicación, buscar su número de vuelo o ruta, así como el nombre de la aerolínea, para conseguir toda esta información. Ahora bien, ¿cómo es que Google tiene la capacidad de predecir un retraso que todavía no sucede? La compañía menciona que esta utilizando datos históricos de vuelo y aprendizaje automático para predecir los retrasos en los vuelos.

Además hace hincapié en que la aplicación únicamente alertará a los viajeros si se tiene más de un 80% de confianza en su suposición. Si bien no es un 100% de certeza, al menos para los viajeros puede darles un poco más de tranquilidad si ya llegan tarde. Pueden por ejemplo, utilizar el tiempo extra para descargar una película mientras espera a que salga su vuelo.

Artículos relacionados:  Google sigue desarrollando el coche sin conductor

Otro aspecto a destacar de esta aplicación de Google Flights tiene que ver con que la transparencia en los beneficios que se incluyen con cada boleto en específico. De esta manera, cuando el usuario reserva un boleto para viajar en un vuelo económico, sabrá de antemano que no incluye opciones como el almacenamiento aéreo o la capacidad para escoger el asiento.

Generalmente Google Vuelos le permite al usuario encontrar vuelos a cualquier parte del mundo, conociendo datos como la fecha de ida y vuelta, la cantidad pasajeros, la clase y por supuesto los precios.

Gracias a esta nueva característica, una vez que se proporcione la información de viaje del usuario, la aplicación podrá indicar la cantidad de minutos u horas de retraso que se puede presentar, en base a los registros históricos.