¿El #IceBucketChallenge ha sido un éxito o un fracaso para combatir la enfermedad?

Hace varias semanas que las redes sociales, la blogosfera e internet se han llenado de gente arrojándose cubos de agua helada por la cabeza. Una campaña viral que comenzó, como no, en Estados Unidos, aquel país del que surgen las ideas. Muy pronto la moda se extendió al resto del mundo y a España. La campaña la lanzó, en la ciudad de Boston, un jugador de béisbol afectado por la enfermedad.

La idea como una estrategia de marketing ha sido simplemente brillante. Una persona nomina en público a otras tres para que se arrojen un cubo de agua helada por la cabeza. Si se atreven, simplemente tendrán que donar 10 dólares (10€ en Europa) a la Fundación para el Fomento de la Investigación del ELA. Si no te atreves, deberás donar 100 dólares (100€).

El éxito de la campaña radica en su sencillez y en su viralidad (es decir en su facilidad para propagarse como un virus). Usando como medio de difusión el moderno boca-oreja en el que se han convertido las redes sociales, algo tan sencillo como la primera campaña de marketing que se lanzó allá en los albores de la humanidad, cuando alguien anunció en un piedra, a modo de cartel, que sus zapatos eran los más baratos de la zona.

En la actualidad, el ser humano siente una necesidad incesante de estar conectado al tiempo que se aisla de forma paradójica. Es capaz de estar al día de lo que le ocurre a sus amigos de Facebook pero no saber nada del vecino de al lado. Esto aunque supone una especie de alienación del hombre, también crea un canal de comunicación sin precedentes en el mundo. Las redes sociales son un canal de difusión con un potencial increíble y permite el éxito de campañas como la del #IceBucketChallenge. Ya no hay que ser una multinacional para hacer llegar nuestro mensaje a cualquier rincón del mundo. sólo se necesita una cosa básica: creatividad.

Ahora bien, en numerosas campañas de marketing, la creatividad y el efectismo fagocitan el objetivo empresarial de la acción que se ve eclipsado por el propio éxito de la campaña. Se consigue el impacto sí, pero no se cumple el objetivo buscado.

Éxito o fracaso

Entrando en materia, ¿Ha sido la campaña del cubo de agua efectiva para la Fundación de Investigación del ELA? Pues ni sí ni no, ni todo lo contario. En marketing como en cualquier aspecto de la vida, no todo es blanco o negro, es gris.

Si tenemos en cuenta los datos de recaudación en España según fuentes oficiales de la Fundación, el éxito de la campaña no ha sido todo lo bueno que se esperaba. En España sólo se han recaudado unos 35.000€, muy lejos de lo esperado si atendemos a la alta cifra de participación de personas anónimas, pero sobre todo al impulso mediático de personajes famosos como Shakira, Piqué, Neymar, Cristino Ronaldo, Pablo Motos, David Bisbal.

En España nos va mucho la juerga y mucha gente se ha apuntado a la moda del cubo de agua olvidando el importante mensaje que había detrás: donar dinero a FUNDELA. Muchos han esgrimido la causa del cubo de agua como excusa para ganar popularidad, apuntarse un tanto, o cometer actos imprudentes, como el caso de una persona que se hizo arrojar cientos de litros de agua desde un avión quedando es estado muy grave.

En Estados Unidos y en otros países, las cifras han sido mucho más esperanzadoras y sí existe una mayor relación entre la participación y la recaudación. Según cifras de hace unos días, sólo en USA se lograron recaudar unos 70 millones de dólares.

Pero cifras a parte, la campaña #IceBucketChallenge ha conseguido un objetivo muy importante: la notoriedad.

La notoriedad es algo fundamental para una empresa o para una campaña de marketing. Es eso que hace que pensemos en una determinada marca de refrescos cuando nos apetece una bebida de cola.

Durante varias semanas la enfermedad del ELA ha estado en la mente de todos y se ha dado una gran difusión gratuita en los mentideros de Internet, blogs y en otros medios convencionales como la prensa, la televisión o la radio. Desde esta perspectiva, un éxito rotundo a coste cero.

Quizá al apasionado del marketing le interese reflexionar sobre todo lo que ha subyacido a esta iniciativa. Sobre todo queda claro, la importancia de la viralidad en una campaña, promovida por la importancia vital que las redes sociales tienen en Comunicación online. Si alguien aún desconfía de Facebook, Twitter o Youtube es que no ha comprendido nada de como funciona el mundo.

¿Cómo colaborar con un donativo?

Para el lector que esté interesado en esta enfermedad, comentar que siempre ha sido conocida por estar relacionada con el científico Stephen Hawking. El ELA es el acrónimo de la Esclerosis Lateral Amiotrófica o enfermedad de Lou Gehrig (por un famoso jugador de béisbol de los Yankees que la sufrió en 1939). Es una enfermedad degenerativa neuromuscular. Se dice que el que la sufre siento una sensación horrible dentro de su cuerpo, como si se estuviera bañando continuamente en agua fría.

Si quieres participar en el reto, no olvides a parte de arrojarte el cubo y retar a tus amigos, realizar una donación. También puedes realizar un donativo en cualquier época del año y sin necesidad de realizar este acto que en algún momento pasará de moda.

Puedes realizar un donativo en la web oficial de FUNDELA en este enlace: Donativo para el ELA.

O en este número de cuenta: ES5301280290460100023087

La propia Fundación Española para el Fomento de la Investigación de la Esclerosis Lateral (FUNDELA) ha difundido un video a través de las redes sociales para que realices un donativo, ya sea arrojándote un cubo de agua o no.

¿Aceptas el reto?

 

Curiosidades del #IceBucketChallenge

En Youtube no han tardado en recopilar algunas de las meteduras de pata más divertidas relacionadas con el reto del cubo de agua.

El actor Patrick Stewart (el mítico actor que encarna al profesor Xavier en las películas de X-Men) prefiere realizar el donativo delante de la cámara y usar el hielo para otra cosa bien distinta.

Incluso el propio Homer Simpsons participa en el desafío, retando a su amigo lenny y a Fanders (por duplicado). También la rana Gustavo de Barrio Sésamo.

Para terminar una recopilación de los famosos de todo el mundo participando en el desafío.

3 Comentarios

  1. Lorena Martínez Martínez

    Gran artículo sobre un tema de rabiosa actualidad y con toques sociales. A día de hoy, por las redes sociales se ve de todo, detractores, defensores e incluso imitadores del Ice Bucket Challenge, lo que está claro es que, en mi opinión, es la camapaña más viral llevada a cabo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor, introduce tu nombre aquí