El gigante Google se llamará a partir de unos meses Alphabet

Google, el gran gigante tecnológico de nuestro mundo, se llamará a partir de unos meses Alphabet, dando comienzo a una completa reestructuración de la compañía.

De esta forma, la decisión que se ha tomado desde Mountain View forma parte de una reorganización estructural a partir de la cual Alphabet Inc. se convertirá en la matriz de todos los negocios de la compañía. De esta manera, el buscador y los negocios relacionados con el mundo digital, como es el caso de YouTube, Android o Chrome, seguirán recibiendo el nombre de Google, que, lo mismo que ocurre con otros proyectos y sociedades, se convertirá en una subsidiaria de Alphabet.

Sin embargo, esta reestructuración no afecta sólo al nombre, sino también a los miembros de la compañía. Así, Larry Page que hasta ahora era conocido como conejero delegado de Google se convertirá en el nuevo consejero delegado de Alphabet. Por su parte, el otro fundador de la empresa, Sergey Brin, pasará a ser el presidente de la matriz. Igualmente, Eric Schmidt, actual presidente de Google, será a finales de año el presidente ejecutivo de Alphabet. Y por último, el director de producto de los negocios de internet de Google, Sundar Pichai, será nombrado consejero delegado de la nueva filial Alphabet.

alphabet

Con todos estos cambios, Alphabet será el nombre con el que la corporación estadounidense comenzará a cotizar a finales de este año en el Nasdaq, conservará el símbolo GOOG. Aunque el anuncio cogió por sorpresa a prácticamente todo el mundo, es un camino lógico teniendo en cuenta la diversificación de sus operaciones durante los últimos dos años. Y es que, de ser un simple motor de búsqueda, Google se ha convertido en una corporación que se dedica a la distribución de contenido audiovisual, que desarrolla teléfonos móviles, que dispone de su propio sistema de pago al mismo tiempo que desarrolla proyectos como los de Life Sciences o Calico en el ámbito de la salud.

Larry Page ha compartido el motivo de esta reestructuración: ‘Google no es una compañía convencional y no pretende serlo nunca’. Asimismo, detallo que Google ‘funciona bien, pero creemos que la podemos hacer más limpia y fácil de controlar’. La decisión de cambio dotará de mayor independencia a cada una de las filiales y evitará que el desarrollo de ciertas partes del negocio acaben afectando y condicionando a las demás.

De esta forma, la nueva reestructuración de Google bajo el paraguas de Alphabet responde a la necesidad de mejorar la gestión colocando en una estructura mucho más independiente empresas pertenecientes a Google, como la división de inversiones de capital Google Ventures, Google Capital o las subsidiarias de investigación y desarrollo como Google X.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Por favor, introduce tu nombre aquí