En 2020 habrá 4 dispositivos por cada habitante en la Tierra
Valora este artículo

Según una investigación realizada por Business Insider, para el año 2020, en el mundo existirán más de 24 millones de dispositivos conectados a Internet, lo que representa 4 dispositivos por cada persona en el planeta. En su conjunto, estos dispositivos comprenden el Internet de las cosas y su presencia esta cambiando de forma permanente el mundo como lo conocemos.

¿Qué es el Internet de las cosas?

Básicamente es la conexión entre el mundo físico de las personas y el mundo digital de la información, incluso hasta cierto punto las ideas del ser humano, además de ordenadores, Smartphones, Tables, etc, todos son parte del Internet de las cosas. Sin embargo incluso los electrodomésticos como el caso de los detectores de humo o los termostatos, ya cuentan con capacidades inteligentes, lo que los hace ser parte de el Internet de las cosas.

Además, todo el sistema de transporte, así como la forma en la que trabajamos e incluso la manera en que socializamos, todo cambiara de forma radical como consecuencia del Internet de todas las cosas.

¿Cómo esta creciendo el Internet de las cosas?

La conectividad a Internet se esta expandiendo a niveles no imaginados, por lo que muy pronto estará disponible en casi todas partes. Para el 2018 por ejemplo, la ciudad de Nueva York planea convertirse en la primer ciudad de los Estados Unidos en ofrecer acceso de banda ancha en todos los hogares, incluyendo las zonas rurales.

A esto hay que sumarle que la tecnología móvil igualmente esta siendo mejorada muy rápido, al tiempo que el uso de los dispositivos móviles y remotos, también se esta expandiendo rápidamente. Esto se traduce en precios más bajos y un acceso en crecimiento. Como era de esperarse, se esta invirtiendo más dinero en el IOT, ya que tanto las empresas como los gobiernos, reconocen la importancia del Internet de las cosas.

Artículos relacionados:  Internet de las Cosas revolucionará la experiencia de cliente

Basta con decir que durante el 2015, Estados Unidos invirtió 8.8 mil millones de dólares en soluciones para el Internet de todas las cosas. Esto es un incremento de 1.1 mil millones de dólares en comparación con la inversión que se hizo en 2014. Asimismo, el precio de los sensores conectados a Internet y que son necesarios en la mayoría de los dispositivos del Internet de todas las cosas, esta disminuyendo.

Para el usuario común esto significa que si el precio de los dispositivos de Internet de todas las cosas disminuye, es más factible que puedan permitirse la compra de más dispositivos.